Lampyridae Magazine - Tinta y Pluma

Cenicienta

fotografia zapatos

Haciendo caso al Hada Madrina, al escuchar las campanadas que anunciaban las doce Cenicienta abandonó la fiesta.

Apenas había salido del salón del baile, se quitó los zapatos y los lanzó lejos, bien lejos. Quería asegurarse de que el príncipe no pudiera encontrarla. Ya se había cansado de tanto cuento.

Haciendo caso al Hada Madrina, al escuchar las campanadas que anunciaban las doce, Cenicienta abandonó la fiesta.

Apenas había salido del salón del baile, se quitó los zapatos y los lanzó lejos, bien lejos. Quería asegurarse de que el príncipe no pudiera encontrarla. Ya se había cansado de tanto cuento.

La fiesta

Fotografía amanecer

Habían montado una gran fiesta la noche anterior. No había nada que celebrar pero tampoco había ningún motivo para no hacerlo. Pese a que sabían que nadie se podía enterar de lo que hacían, disfrutaron como nunca y las horas pasaron como siempre.

Fue así como el sol las sorprendió. Apenas habían dejado de bailar cuando sus primeros rayos las descubrieron danzando por el cielo. Y la consigna comenzó a correr de boca en boca: “disimulad, dispersaros y hasta la próxima”.

Monroe, la gaviota inteligente

gaviota

"Una gaviota inteligente pesca pero no se deja cazar, se acerca pero no confía y vuela hacia mar abierto antes de que vuelen lejos de ella".

Este era su lema, y aún no entendía por qué la llamaban la Gaviota Monroe.